Playa de los Bikinis

Santander - Cantabria

La playa cuenta con un espigón construido en piedra y cemento a finales de los años sesenta. Este espigón divide la línea de la orilla en dos partes, pero cuenta con grandes arcos que permiten el paso de los bañistas. Hacia el sur, la construcción se adentra en el mar unos 50 metros y nunca llega a ser completamente cubierta por el agua.

En la dirección opuesta el espigón desaparece en la arena mucho antes de llegar al final de la playa, por lo que esta queda dividida solo parcialmente.La playa apenas tiene oleaje. Cuando un gran barco entra o sale de la bahía sí pueden producirse algunas olas pequeñas.

Muy cerca de la Playa de los Bikinis se encuentran el Islote de la Torre (en el que ha una escuela de vela) y la Isla de la Horadada (sobre la que hay un faro). Ambas son accesibles a nado. [Wikipedia]